SACA, Programa de Rentacar

A finales de 1995 llegué a Tenerife desde Valencia y empecé a relacionarme con amigos de mi hermana Ileana. Jose Antonio Jiménez era un rico empresario que entre otros negocios era dueño de una cervecería de moda por entonces llamada "La Metro" que vendía gran variedad de cervezas internacionales. También tenía un negocio de Rentcar llamado "JoCar" y era vicepresidente de APECA, la poderosa asociación de Rentacar de Canarias. Digo poderosa, porque al archipiélago de Canarias arribaban a finales del siglo XX, 10 millones de turistas todos los años, con un transporte público muy limitado y una gran dispersión de islas y de ciudades. Eran los coches de alquiler una opción casi obligada para el transporte de estos visitantes y una oportunidad de negocios e inversión segura.
Conversando entre copas sobre… “que sabes hacer?", pregunta que hacen a todo emigrado acabado de llegar, le conté de mis conocimientos de programación, y no tardó mucho en proponerme un negocio.
 - "Tus haces un programa para las compañias de Rentacar y yo me encargo de probarlo, promocionarlo y venderlo."
Dicho y hecho. A las pocas semanas ya tenía en marcha las primeras versiones del programa SACA (Sistema Automatizado de Coches de Alquiler) desarrollado en Visual Basic y con bases de datos MS-Access (SQL Server para versiones en Red), para correr en entorno Windows. Los programas para el sector existentes en Canarias eran sobre MS-DOS con pantallas Blanco y Negro y solo caracteres.
SACA, entre otras opciones, permitía el control de Conductores, gestión de la Flota de Vehiculos, Contratos de Alquiler, ITV, Siniestros, Ficha de Policía, Tarifas, Gastos, Ingresos, enlace con programas de contabilidad ContaPlus y ContaWin y un largo etc.


Como novedades tecnológicas para la época estaba por supuesto su desarrollo bajo el entorno grafico de Windows 95, teniendo en cuenta que esta fue su primera versión grafica que se convirtió posteriormente en estándar, pero en el año 1995 pocos PCs usaban este sistema operativo en España. Otras características novedosas eran su instalación en una Central y sincronización via Modem con Oficinas remotas que permitía tener el estado real de la flota (alquilado, disponible, roto) y los contratos actualizados en todos los puntos de ventas distribuidos geográficamente. Recuerdo que por entonces no existía ni Internet y apenas se empezaba a hablar de los Emails. Por último mencionar que era muy atractivo para los dueños de negocios que los usuarios tuvieran su propia contraseña y permisos individuales a cada opción de menú, para poder controlar el acceso de sus empleados a la información.



A pocos meses de comenzar este proyecto, que era aparte de mi trabajo en otra empresa, llega a Tenerife (y a mi casa) Javier Alvarez, hermano de mi amigo y colega de profesión Marion Ivan. Javier era graduado de economía, y era difícil encontrar trabajo en su especialidad, con la complicación adicional que su estatus migratorio era "sin papeles". Aprovechamos la demanda que estaba tomando el nuevo negocio para formar a Javier e integrarlo en toda la cadena comercial y de servicios especializados.
Pasamos muchas horas juntos, visitando, vendiendo e instalando SACA en las múltiples casas de coches de las islas y así Javier terminó aprendiendo el negocio de "Implantador de Sistemas" que incluía las tareas de Instalación de la aplicación, Formación de usuarios, Migración e introducción de los datos primarios, Personalización de Reportes, Atención a sugerencias y fallos y Conectividad (vía Módem) entre estaciones.
Extendimos el negocio al hardware, es decir, muchos de los clientes no tenían PC o eran muy atrasadas, y nos convertimos en distribuidores y ensambladores de computadoras y periféricos.
Hicimos decenas de clientes en las Islas Canarias, que a su vez se convertían en nuestros amigos de tanta interacción que se creaba en nuestra relación. Recuerdo entre nuestros clientes más entrañables a Jocar, Camanchaca, Fitos's Rentacar, Autos SOYCA, Suncar, Autos ADA, NizaCar y Rentacar Venezuela. SACA en pocos años se convirtió en el estándar del sector, programa de referencia que todo empresario quería tener para gestionar su negocio de alquiler de forma moderna. Fue entonces cuando las grandes empresas de las islas se interesaron por nosotros y terminamos incluyendo a Autos Reisen y Niza Car como nuestros principales clientes.
Con el crecimiento del negocio, Jose Antonio Javier y yo creamos la compañía SOLUCIONES INTEGRALES s.l., como socios a partes iguales.



El empresario Juan Vallecillos, dueño de múltiples negocios en el sur de Tenerife nos ofreció también participar de una compañía para comercializar este programa que mantuvimos varios años.

Gracias al módulo de enlace que desarrollamos para conectar SACA con ContaWin, Angel Herrera, el dueño de Isla Soft me contactó y posteriormente me ofreció el puesto Director de Técnico. Cuando empecé a trabajar en Isla Soft, me vi forzado a negociar un contrato de exclusividad y tuve que vender a Jose Antonio y Javier mi participación en la compañía por 1 000 000 de la antiguas Pesetas (equivalentes a unos 6000 Euros). Mantuve muchos años la colaboración con Soluciones Integrales como soporte de programación y consultor.
20 años después de las primeras líneas de código, de viaje definitivo de Tenerife a Miami con mi hijo David y mi esposa Mayte, me asomé a los cristales exteriores de la oficina alquiler de coches de AutoReisen en el Aeropuerto de los Rodeos, y con profunda nostalgia y emoción a la vez, reconocí las pantallas de SACA en sus monitores.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PASconcept, la aplicación que cambió mi vida

X/Info. Los Dreamers informaticos cubanos de los 90's

2020. Año de COVID-19 o Año del Teletrabajo